Imagen de Estel Romero

Tras ganar más de 200 juicios contra entidades financieras en los últimos tres años, Sanahuja Miranda ha recuperado más de dos millones de euros para sus clientes con la reclamación de las tarjetas de crédito conocidas comúnmente como revolving.

Tras la histórica sentencia del Tribunal Supremo nº 149/2020 de 4 de marzo, donde la autoridad jurídica se posicionó a favor de los consumidores, los tribunales están fallando en masa a favor de los consumidores en un fraude que afectó a miles de clientes de banco hace unos años, obligando a las entidades financieras a devolver el dinero y declarando nulos los contratos.

Usura y falta de transparencia

Las sentencias han declarado nulos los contratos de las tarjetas de crédito por dos motivos principales. En primer lugar, los tribunales han condenado a los bancos por la redacción de cláusulas de forma poco clara y transparente.

De forma habitual, en los contratos de este tipo de producto financiero los bancos redactaban cláusulas numeradas de forma confusa y con una letra diminuta que no excedía el milímetro. Además, en muchos de los casos, se demostró que además de la redacción farragosa, no se le informaba al cliente de forma correcta antes de la firma del contrato.

Así, los jueces han considerado que los contratos se establecieron sin transparencia y haciendo que fuera muy complicado conocer la trascendencia económica de lo que se iba a firmar.

Por otro lado, se ha obligado a devolver el dinero de aquellas tarjetas que imponían intereses excesivamente elevados.

En las tarjetas revolving, era común que las entidades financieras cobraran intereses TAE de hasta el triple de lo establecido en el momento de formalización del contrato. En concreto, la doctrina del Tribunal Supremo dictaminó que cuando se dan intereses del 20% al 26%, existe un margen excesivamente elevado. El resultado ha sido la condena a estos bancos por usura y la devolución del dinero.

¿Cómo reclamar?

Ya sea usura o por falta de transparencia, las tarjetas revolving siguen y seguirán siendo una de las grandes causas de litigios contra los bancos, ya que todavía quedan miles de clientes afectados que pueden reclamar que se declare la nulidad del contrato la devolución del exceso de intereses pagados.

Desde Sanahuja Miranda recomendamos que los afectados se pongan en manos de profesionales para evitar problemas a la hora de reclamar, ahora que los juzgados son favorables de forma clara al consumidor.

Compartir: