¿Qué ocurre con los bienes inmuebles ante un divorcio?

13 Mayo, 2021

En la vida hay momentos felices y otros que no lo son tanto. Un divorcio puede formar parte de este segundo grupo y, en muchas ocasiones, los bienes inmuebles pueden ser fruto de graves desavenencias en el reparto de los activos entre los miembros del matrimonio, más si cabe si existen hijos fruto de dicho matrimonio. SM explica los diferentes escenarios en yaencontre.com.

Planificar el hipotético divorcio

Aunque a priori parece poco romántico conviene decir que planificar un hipotético divorcio puede ser una medida práctica e, incluso, conveniente. Según Ignasi Vives, abogado del despacho Sanahuja Miranda «los cónyuges deben tener claro cuál es el régimen económico matrimonial que rige su unión». Así pues tener claras las condiciones que se darán si se produce el temido desenlace puede evitar situaciones incómodas llegado el momento.

Para ello habrá que establecer antes del matrimonio aquello que se conoce como capitulaciones matrimoniales, que no es más que otorgar mediante escritura pública en qué régimen económico se regulará el matrimonio. Vives afirma que con él «los otorgantes podrán estipular, modificar o sustituir el régimen económico de su matrimonio y regular las consecuencias de su separación». Esta es la manera más eficaz de aclarar quién se quedará con qué si finaliza el enlace.

Sorprendentemente, según confiesa el abogado de Sanahuja Miranda, «las capitulaciones matrimoniales no son en absoluto habituales».