El abuso bancario del crédito rápido: 3.000 euritos en 15 minutos

Estel Romero's picture
consecuencias de aceptar un crédito usurero o préstamo rápido

Si has pedido un crédito o préstamo rápido y el interés está entre el 20 % y el 2.382 % o más TAE, debes reclamar, este tipo de interés es usurario y abusivo.

¿Quién no ha visto un anuncio en el que parece que te vayan a regalar duros a cuatro pesetas?, solo debes llamar o rellenar un formulario y, prácticamente antes de que hayas colgado el teléfono o cerrado la página web tu cuenta corriente ha aumentado. Podría parecer magia, pero no lo es.

Consecuencia de aceptar un crédito rápido 

Las entidades financieras se han convertido en el “hada madrina” de nuestra sociedad, en el increíble mago que en menos que canta un gallo te ha solucionado los problemas económicos con un crédito o préstamo rápido.

Pero hoy, el “hada madrina” se ha convertido en la bruja y, al increíble mago se le ha visto el plumero y ya todos conocemos su truco.

A los consumidores nos debe saltar la alarma cuando nos dan mucho en poco tiempo y sin pedir credenciales de la solvencia, ya que justamente para que a estas entidades financieras les salga a cuenta prestar dinero a consumidores que se encuentran, en su mayoría, en un aprieto económico, imponen un interés remuneratorio desproporcionado, de este modo, la entidad con los intereses se asegura cobrar, no solo tu préstamo, sino también el del consumidor que finalmente no puede pagar lo que ha solicitado.

Intereses usureros

Así por tanto, el truco esta en imponer intereses que van del 20 % TAE hasta 2.382 % TAE o más, interés usurario a todas luces de conformidad con la Ley de 23 de julio de 1908 sobre nulidad de los contratos de préstamos usurarios y abusivo de conformidad con la Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

Así el Tribunal Supremo, en su Sentencia 628/2015 de 25 de enero de 2015, estableció:

Generalmente, las circunstancias excepcionales que pueden justificar un tipo de interés anormalmente alto están relacionadas con el riesgo de la operación.

[…]

[…] no puede justificarse una elevación del tipo de interés tan desproporcionado en operaciones de financiación al consumo como la que ha tenido lugar en el caso objeto del recurso, sobre la base del riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, por cuanto que la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.

Por tanto, cuando el consumidor requiera de financiación tiene que observar cuanto le va a costar el dinero que solicita, esto es el TAE, en el caso de los créditos al consumo se puede comprobar la publicación mensual que realiza el BDE.

Así mismo, se debe sospechar de aquello que pueda parecer demasiado bueno, como iniciábamos este articulo, nadie regala nada, y el “bueno bonito barato” no existe.

¿Cómo se puede reclamar?

Pero si no habías visto el truco y ahora tras leer esta publicación descubres que te han engañado, y esa pequeña cantidad que solicitaste para pasar el bache económico, va acompañada de un interés desproporcionado que no se ajusta a los parámetros marcados por el Banco de España, debes reclamar a través de abogados para solicitar la nulidad del contrato y/o la devolución de los intereses que has pagado de más.  

La mayoría de las entidades financieras que comercializan este tipo de productos abusivos, están dispuestos a rebajar el tipo de interés a lo que indica el BDE a la fecha de contratación antes que llegar a una demanda judicial, por tanto, vale la pena reclamar.

 

Air Zoom Pegasus 35

Compartir: 

Related content