Abogados reclamación tarjetas abusivas

Contacta ahora con un abogado especialista en tarjetas revolving y reclama tu indemnización.

Estudio del caso sin compromiso

Se habla mucho de la reclamación de tarjetas revolving, pero ¿qué son las tarjetas revolving?

Como mencionamos, la reclamación de tarjetas revolving aumentó considerablemente en el último año, pues desde el 2015 el Tribunal Supremo dictó una importante sentencia que declaró usurario el tipo de interés de estos productos, la jurisprudencia de forma reiterada las ha ido declarando nulas por usuras. 

tarjetas-revolving

Reclamar intereses abusivos

A la hora de reclamar, el despacho Sanahuja Miranda cuenta con abogados especializados en tarjetas revolving. En los últimos años, el bufete ha ganado alrededor de 300 juicios contra entidades financieras, recuperando más de tres millones de euros para sus clientes. 

Reclamación de tarjetas revolving

La gran mayoría de tarjetas revolving son abusivas y susceptibles de reclamación. A la hora de usar este tipo de tarjeta, si se opta por el pago total no suele haber inconvenientes, es con la modalidad de pago a plazos donde los intereses pueden llegar hasta el 27%, constituyendo una tasa usurera -tal y como dictaminó el Tribunal Supremo- y convirtiéndolas en tarjetas de crédito abusivas.

Ponte en manos de Sanahuja-Miranda abogados y recibe asesoramiento en tarjetas abusivas

900 535 631
Estudio del caso sin compromiso

Denunciar tarjetas revolving

Una vez identificada la tarjeta abusiva, es decir, cuando esta cuenta con un tipo de interés excesivo y desproporcionado sobre el habitual TAE al 20%, se puede proceder a denunciar la tarjeta revolving. 

Gracias a la sentencia del Tribunal Supremo, todos los usuarios que utilizaban tarjetas de crédito abusivas o revolving con la aplicación de tasas de interés demasiado altas podrán reclamar las cantidades pagadas hasta ese momento.

¿Cómo denunciar una tarjeta revolving?

Cada caso concreto tiene sus peculiaridades, por lo que es siempre recomendable apoyarse de expertos y profesionales que puedan garantizar el reembolso de los intereses abusivos aplicados:

1

Recopilar pruebas

El primer paso a tomar es la recopilación de cualquier prueba que pueda avalar los pagos efectuados a la entidad, como son el contrato firmado con el banco y un extracto en el que aparezcan todos los movimientos de la tarjeta, así como el TAE aplicado.

2

Reembolso al cliente

Una vez lista la documentación, se ha de pedir a la propia entidad bancaria de la tarjeta revolving que reembolse las cantidades al cliente vía declaración de nulidad de la tarjeta por ser los intereses usureros, así como por incumplimiento del principio de transparencia e incorporación.

Reclamación judicial

3

Si esta entidad se niega, se deberá iniciar entonces un procedimiento de carácter judicial que, en la mayoría de los casos, tendrá resultados altamente satisfactorios para los consumidores. 

Abogados tarjetas revolving

La mejor forma de garantizar que el proceso de reclamación de tarjetas abusivas sea un éxito es contactar con abogados especialistas en tarjetas revolving.

Desde Sanahuja Miranda te acompañaremos durante todo el proceso para garantizar que la entidad bancaria ejecute la devolución íntegra de los intereses abusivos cobrados. 

tarjetas de crédito abusivas-min

Abogados especialistas en tarjetas revolving

El despacho cuenta con los mejores abogados de tarjetas revolving en Barcelona y Madrid, tal y como demuestra el número de casos ganados en los últimos tres años:

Sanahuja Miranda ha ganado alrededor de 300 juicios contra entidades financieras, a través de los cuales ha recuperado más de tres millones de euros para sus clientes con la reclamación de contratos de las tarjetas de crédito conocidas como revolving. 

abogados-especialistas-en-tarjetas-revolving-min

Tarjetas de crédito abusivas

Durante mucho tiempo, las entidades financieras se aprovecharon de miles de clientes, pero ahora, tras el establecimiento de una jurisprudencia clara al respecto, todos los juzgados están fallando en masa a favor de los clientes por dos motivos: la redacción de cláusulas de forma poco clara y transparente y la imposición de intereses excesivamente elevados.