Que la banca no vuelva a engañarte: Los trucos de Wizink y otras entidades

Imagen de Estel Romero
reclamación tarjetas abusivas, que la banca no te engañe WIZINK

WIZINK y otras entidades están tratando de ahorrarse dinero e indemnizar en menor cantidad a los afectados de reclamaciones de tarjetas abusivas revolving ofreciendo acuerdos por un tipo de interés superior al que le sería de aplicación o bien acuerdos por menor importe de indemnización del que procede en cada caso.

Cuántas veces hemos oído “lo barato sale caro”, y finalmente acaba siendo cierto. El mundo jurídico no se escapa de esta máxima, no es una excepción.

Por ejemplo, en los casos de tarjetas revolving, las entidades bancarias -que tras la contundente Sentencia del Tribunal Supremo nº 149/2020 de 4 de marzo a favor de los consumidores le han visto las orejas al lobo-, están realizando dos movimientos estratégicos -trucos-, para despistar al consumidor y no hacer frente a su responsabilidad por la aplicación de intereses usurarios.

¿Cuáles son estos trucos?

PRIMER TRUCO: Rebaja unilateral del tipo de interés aplicado en la tarjeta.

Sin que el consumidor haya realizado queja de ningún tipo el banco le informa que procede hacer una bajada del interés que aplican a su tarjeta, el gran eslogan es: “Le bajamos el interés, ahora pagara sólo el 20% TAE”.

Con esta publicidad consiguen una sensación de banco que se preocupa y mira por el bienestar de sus clientes, una sensación en el cliente de victoria, de trato personalizado, de beneficios por ser buen cliente ya que ahora pagará menos que anteriormente y todo ello sin hacer nada…

Sin embargo, el Tribunal Supremo aclaró que se determinará la usura del interés poniendo en relación la fecha de contratación y el tipo de interés medio de tarjetas revolving publicado por el Banco de España (en adelante BDE) en dicho momento (contratación) y a falta de éste, el tipo de interés medio de créditos al consumo.

La entidad bancaria, conocedora de que este tipo de información no es vox populi, es decir, no son datos que la población conozca y domine con soltura en su día a día, ha procedido a actualizar el interés de sus contratos al porcentaje actual (2020-2021) que gira alrededor del 20%, vendiendo tal cambio como un regalo al cliente o como un cumplimiento con la sentencia del Tribunal Supremo.

Nada más lejos de la realidad. Lo que realmente, están haciendo es volver a abusar del desconocimiento del consumidor.

Así, un contrato de tarjeta revolving firmado, por ejemplo, en 2009 le correspondería la aplicación de un interés alrededor 10%; por tanto, la bajada al 20% sigue siendo usuraria.

A mayor abundamiento, esta bajada debería ir acompañada de la devolución de los intereses que se han abonado de más, hecho que no está sucediendo.

Este truco está siendo utilizado por entidades tan relevantes en el mercado de la financiación como WIZINK, entre otras.

SEGUNDO TRUCO: Oferta de devolución de una cantidad de dinero inferior a la correspondiente.

Otras entidades han optado por nublar el criterio del cliente dándole el chocolate del loro, le ofertan una cantidad de dinero a cambio de perder la posibilidad de reclamar ante los tribunales.

Evidentemente, la entidad bancaria no justifica de ningún modo la cantidad ofertada, pero de seguro que la banca no pierde dinero, si a uno le ofrecen 1000 euros probablemente pudiera recuperar mayor cantidad si acudiera a los tribunales de justicia.

Es una cuestión de transparencia bancaria. Si el banco no nos dice de donde sale la cifra que nos ofrece, porque esta cantidad de dinero y no otra, si nos presiona con una fecha límite para la aceptación de la oferta o  no quiere pasarnos por escrito la oferta, debemos sospechar que es un truco y que están intentando abusar nuevamente del consumidor.

En relación a este tipo de acuerdos que ofrece WIZINK y otras, pondremos a vuestra disposición un artículo sobre su nulidad y efectos en breve.

¿Cómo puedo evitar que me engañen con estos trucos?

No vamos a poder evitar que intenten engañarnos, pero si podemos evitar que lo consigan.

Acudir a un profesional del derecho, como son los ABOGADOS especialistas en derecho bancario, antes de tomar cualquier decisión, firmar cualquier acuerdo o al tener la sospecha que el banco se ha vuelto Papa Noel y nos regala  dinero. Esta acción tan sencilla puede evitar que luego lamentemos haber sido engañados nuevamente y sea tarde para remediarlo o mucho más prolongado que nos devuelvan lo que nos han cobrado de más.

Los abogados podrán informarte y explicarte en que consiste el truco, podrán efectuarte los cálculos necesarios para ver cuánto dinero estás perdiendo en caso de aceptar lo que te oferta el banco, te informarán de las posibilidades de éxito en un procedimiento judicial en el cual se defenderán tus derechos o te ofrecerán otras vías para negociar la oferta, entre muchos otros servicios.

NO DEJES QUE LA BANCA VUELVA A GANAR LA PARTIDA, consulta con los expertos de Sanahuja Miranda Abogados.

Compartir: