8 Octubre, 2018

Echar a un inquilino moroso puede tardar entre seis meses y un año

La gestión de un desahucio puede tardar entre 6 meses y 1 año

Ignasi Vives, abogado del despacho legal Sanahuja-Miranda, señala en Crónica Global a la demanda de desahucio por impago como “la vía más rápida” para deshacerse de un inquilino moroso. El arrendatario debe acreditar ser el propietario de la vivienda, demostrar que el habitante de la misma es un inquilino mediante el contrato de arrendamiento y que no ha pagado.

Contenido relacionado