Para vencer cuanto antes al Covid-19, desde Sanahuja Miranda nos sumamos a #QuedateEnCasa. Puedes leer nuestros contenidos sobre el coronavirus aquí.

Los seguros de vida asumen los fallecimientos por el coronavirus

17 Agosto, 2020
Los seguros de vida asumen los fallecimientos por el coronavirus

El fallecimiento por Covid-19 no viene siendo un problema para el cobro de un seguro de vida porque por lo general no incluyen cláusulas de exclusión por pandemia o por virus y el sector está abonando las indemnizaciones, a tenor de las escasas reclamaciones registradas.

A la espera de las investigaciones que determinen las causas y las secuelas del coronavirus, así como a la aparición y comercialización de una vacuna, esta circunstancia provocará que las aseguradoras revisen sus cuestionarios de salud, según apunta el letrado Fernando Sanahuja, socio de Sanahuja Miranda Abogados. "No será un cambio inmediato, comenta, porque la gestión interna en estas compañías es muy compleja y sus decisiones largamente analizadas, pero a medio plazo detectaremos que los cuestionarios de salud previos a la subscripción de la póliza se habrán modificado o ampliado", insiste. "Nunca se preguntará 'ha padecido virus SARS-CoV-2', pero sí habrá un abanico más extenso de posibles afecciones", añade.

Dolencias como la hipertensión arterial o la diabetes que, aunque son patologías importantes, podrían parecer intrascendentes para figurar entre los máximos riesgos en un expediente de salud, han ganado relevancia médica porque están en la lista de enfermedades previas que predisponen a un paciente para que fallezca por Covid-19. También habrá especificaciones para cardiopatías, enfermedades pulmonares crónicas, inmunodepresión...

A pesar de que una póliza de vida no excluya la pandemia o virus, "si las compañías no quieren pagar, las aseguradoras podrían acogerse igualmente a que alguna de estas patologías -ahora reconocidas en los perfiles de enfermos covid- no fue informada en la fecha de la contratación", advierte Urtzi González, también abogado del despacho Sanahuja Miranda.

Nike