Matrimonio y Pareja de hecho: principales diferencias y similitudes

Una de las preguntas más habituales que nos formulan nuestros clientes es qué diferencia existe entre contraer matrimonio civil o bien constituirse como pareja de hecho.

Como cuestión previa cabe advertir que determinadas Comunidades Autónomas han aprobado una Ley específica que regula la creación y los efectos de la constitución de las Parejas de Hecho, por lo que en función del lugar de residencia de la pareja deberemos acudir o una legislación u otra, si bien es cierto que todas las regulaciones autonómicas presentan unas características muy similares.

Dicho lo anterior, debemos entrar a valorar brevemente las similitudes entre el matrimonio y las parejas de hecho.

  • a)    Si hay hijos en común entre los progenitores, es independiente que exista  vínculo matrimonial o no, por lo que los derechos y obligaciones frente a los hijos son equiparables al matrimonio. Es decir, para el supuesto de que se rompa la pareja y se inicie un proceso de separación, se deberán regular las medidas relativas a los hijos (guarda y custodia, alimentos, régimen de visitas…)
  • b)    En los supuestos de fallecimiento de un miembro de la pareja sin que haya hecho testamento, se deberá acudir a cada legislación autonómica específica, si bien casi todas ellas las equiparan a los derechos hereditarios que tiene el cónyuge (matrimonio)
  • c)    Pensión de viudedad. La jurisprudencia ha ido desarrollando la cuestión sobre si las parejas de hecho tenían derecho o no a percibir la pensión de viudedad. Podemos indicar que siempre que se cumplan determinados requisitos de tiempo de convivencia e ingresos, se puede tener derecho a cobrar la pensión de viudedad.

Principales diferencias con el matrimonio:

  • a)    A nivel fiscal, los miembros de la pareja de hecho no pueden presentar la declaración de la renta conjunta
  • b)    Pensión compensatoria y pensión de alimentos en caso de ruptura, se deberá estar a la regulación específica de cada Comunidad Autónoma, ya que algunas de ellas sí que regulan expresamente este derecho en el caso de que exista un desequilibrio económico.
  • c)    No existe un régimen económico matrimonial, por lo que no resulta de aplicación ni el régimen de separación de bienes ni gananciales.    
Compartir

Deja un comentario

There are currently no comments. Why don't you kick things off?